Vino | 16 noviembre 2023

Depósitos de vino: el secreto detrás de cada copa

El vino es una bebida milenaria que ha acompañado a la humanidad a lo largo de su historia. Detrás de cada botella, hay un arduo proceso de elaboración donde los depósitos de vino desempeñan un papel crucial.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo surgieron estos depósitos y cuál es su importancia en la creación de nuestras amadas copas de vino? En este post te ofrecemos la oportunidad de descubrirlo junto a nosotros. ¿Nos acompañas?

Qué son los depósitos de vino

Los depósitos de vino, también conocidos como barricas, cubas, tanques o tinas, son contenedores donde se realiza la fermentación y/o maduración del vino. Y es que durante la fermentación, el mosto o jugo de uva se transforma en vino gracias a la acción de las levaduras que convierten los azúcares de las uvas en alcohol.

Por ello, los depósitos de vino son una parte esencial en el proceso de vinificación, ya que influyen significativamente en las características finales del vino que se produce en cada bodega.

Historia y origen de los depósitos de vino

La historia de los depósitos de vino se remonta a la antigüedad, cuando los primeros viticultores comenzaron a buscar formas de almacenar y conservar el vino. Los antiguos griegos y romanos utilizaban ánforas de cerámica para almacenar y transportar vino. Estos recipientes fueron los precursores de los modernos depósitos de vino.

Con el tiempo, los viticultores descubrieron que el material del recipiente podía influir en el sabor y la calidad del vino. Surgieron entonces los depósitos de madera, especialmente de roble (tradicionalmente llamadas barricas), que siguen siendo populares hasta hoy. El roble tiene la propiedad única de permitir una pequeña cantidad de oxígeno en el vino, lo que ayuda a suavizar los taninos y agregar complejidad.

Sin embargo, la revolución industrial del siglo XIX trajo consigo nuevas tecnologías y materiales, como el acero inoxidable. Este material no reacciona con el vino y no aporta ningún sabor adicional, lo que permite a los viticultores controlar mejor el proceso de fermentación y mantener la pureza del sabor de la uva.

Tipos de depósitos de vino

Cada tipo de depósito influye en el vino final de diferentes maneras, afectando tanto a su sabor como a su textura, color y aroma. La elección del depósito es una de las decisiones más importantes que un vinicultor debe tomar y está basada en el estilo de vino que se desea obtener.

Así, existen varios tipos de depósitos para vino, cada uno con sus propias características y beneficios. A continuación, hacemos un repaso por algunos de los más comunes:

1. Depósitos de acero inoxidable

Son los más utilizados en la industria vinícola actualmente. Son duraderos, fáciles de limpiar y resistentes a la corrosión. Permiten un control preciso de la temperatura durante la fermentación y no aportan sabores ni olores al vino, lo que permite mantener la pureza del sabor de la uva. En Faustino Rivero Ulecia contamos con este tipo de depósitos para la elaboración de nuestros vinos.

2. Depósitos de madera (principalmente roble)

Estos depósitos, también denominados comúnmente como barricas (otro imprescindible en nuestras bodegas), aportan sabores y aromas al vino, como notas de vainilla, caramelo, especias y humo. También permiten una pequeña cantidad de oxigenación, similar a la respiración lenta de una barrica, lo que puede suavizar y redondear la textura del vino.

3. Depósitos de hormigón

Aunque menos comunes, este tipo de depósitos de vino son apreciados por su capacidad para mantener temperaturas estables sin la necesidad de refrigeración artificial. Al igual que la madera, permiten una ligera oxigenación del vino. No aportan sabores adicionales, lo que puede resultar en vinos con una textura más suave y redonda.

4. Depósitos de terracota o arcilla

Conocidos también como tinajas, estos depósitos son usados desde tiempos ancestrales. La arcilla es un material neutro que permite la transpiración del vino y mantiene una temperatura constante de forma natural. Los vinos elaborados en este tipo de depósitos suelen presentar una notable frescura y pureza de sabores.

5. Depósitos de plástico

Aunque menos populares, son económicos y fáciles de manejar. Sin embargo, no ofrecen el mismo control de temperatura que los de acero inoxidable o la capacidad de aportar complejidad de sabor que tienen los de madera.

En resumen, los depósitos de vino son mucho más que simples contenedores para almacenar vino. Son herramientas fundamentales en la elaboración del vino, que permiten a los viticultores controlar el proceso de fermentación y maduración, y contribuir a la creación de los sabores y aromas que disfrutamos en cada copa. Así que la próxima vez que disfrutes de una copa de vino, recuerda que detrás de ella hay un mundo fascinante de historia, ciencia y arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos relacionados

faustino rivero ulecia bobal
profesiones vino
uvas de mesa
Arrow Up
Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente informado

Con esta suscripción, recibirás nuestras promociones especiales y otros contenidos del mundo del vino.

Bodegas Faustino Rivero Ulecia te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por HACIENDA Y VIÑEDOS MARQUES DEL ATRIO SL como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción. Legitimación: al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Acumbamail SL El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en newsletter@faustinorivero.com; así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos así como consultar nuestra política de privacidad.