Gastronomía | 12 septiembre 2022

Cómo hacer salsa de vino tinto

El vino tiene la capacidad de hacer de toda comida un momento agradable. Un buen vino logra hacer resaltar casi cualquier plato, mientras que uno malo puede echar a perder una comida. Pero, además de para bebérnoslo, el vino también se utiliza para cocinar. De hecho, son innumerables las culturas que lo han empleado y lo siguen empleando en sus recetas. Y es que el vino contiene una serie de nutrientes y propiedades que hacen de él un auténtico alimento. Desde antioxidantes y proteínas como la melatonina, que nos ayuda a regular los ciclos del sueño, hasta resveratrol, que ayuda a superar el cansancio, entre otras muchas propiedades beneficiosas. Si a esto le añadimos que permite potenciar el sabor de nuestros platos, su uso está absolutamente recomendado. En este post te enseñamos cómo hacer salsa de vino tinto.

Cómo hacer salsa de vino tinto

La salsa de vino tinto es una de las recetas básicas que todos los amantes del vino deben aprender. Es una salsa muy sencilla de preparar y permite potenciar aún más el sabor de nuestros platos. Jugar con el equilibrio de sabores, aromas y colores es fundamental a la hora de añadir vino a nuestras recetas, pero no debemos correr riesgos en la mezcla.

Para cocinar con vino hay que tener en cuenta que este debe cocerse lentamente. Los vinos deben usarse al inicio del cocinado (para reducir y recoger sabores) o al final (para impregnar con sus aromas el plato preparado). Una vez que lo hayas añadido a una receta, debes esperar unos 10 minutos hasta probarlo, ya que el vino requiere de tiempo para aportar a la comida todos sus aromas.

El vino tinto se usa principalmente para la carne roja, aunque también es habitual emplearlo en platos de caza. Un buen vino tinto es ideal para aquellos platos que se preparan a fuego lento como el cordero. Los pescados de carne firme como el rape, el atún, el salmón o el bacalao, también aceptan las salsas con vino tinto.

El vino blanco es perfecto para cocinar platos con ave, conejo o cerdo, además de para salsas de tomate, salsas para pastas, etc. Debes elegir un vino blanco seco para sopas de pescado y platos de marisco, y un vino blanco dulce para postres. Si la receta contiene sabores fuertes, picantes o condimentados, los mejores vinos para cocinar son los blancos más aromáticos, con sabores intensos y frutales, y aromas exóticos, que combinan muy bien con este tipo de platos.

Los vinos dulces se utilizan para los guisos de carne. También son ideales para mejorar el sabor de sopas y platos elaborados con setas.

Por otro lado, el color del vino determina si una salsa será más oscura (tintos) o más clara (blancos).

Receta para preparar salsa de vino tinto

Ingredientes

  • 500 mililitros de vino tinto
  • 500 mililitros de caldo de carne
  • 150 gramos de mantequilla
  • 2 cebollas troceadas
  • 90 gramos de harina de trigo
  • 5 gramos de granos de pimienta triturados o machacados
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Paso 1: Ponemos 60 g de mantequilla en una olla y la dejamos fundir. Agregamos las cebollas y las doramos. Seguidamente, echamos los granos de pimienta y lo cocinamos todo durante 1 minuto. Agregamos el vino tinto y cocinamos hasta que la salsa reduzca a la mitad. Una vez lo haya hecho, la pasamos por un colador para quedarnos solo con el líquido, y la reservamos.

Paso 2: El siguiente paso es preparar un roux. Para ello, ponemos en una olla los 90 g de mantequilla restante y la dejamos fundir. Luego agregamos la harina y, removiendo sin parar, cocinamos por 8 minutos o hasta que el roux tome un color tostado. Durante los 8 minutos debemos remover la mezcla sin parar y de manera suave, para que no se separe. Una vez el roux adquiera un color tostado, lo apartamos del fuego, lo vertemos en un recipiente y lo dejamos enfriar por completo hasta que tome textura sólida.

Paso 3: En otra olla vamos a cocinar el caldo de carne. Cuando este empiece a hervir, agregaremos 2 cucharadas soperas de nuestro roux y removeremos hasta que se disuelva por completo. Luego, añadiremos nuestra salsa de vino tinto, previamente elaborada, y seguiremos removiendo. Finalmente, echaremos un poco de sal y pimienta, lo dejaremos cocinar hasta que la salsa tome una textura un poco espesa y, ya por último, la quitaremos del fuego.

Y con estos 3 sencillos pasos, tendremos una deliciosa salsa de vino tinto.

Te recomendamos que pruebes a variar el tipo de vino con el que elaboras tu receta de salsa: más dulces o secos, más fuertes, más aromáticos. Eso sí, utiliza siempre un vino de calidad si quieres obtener un buen resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulos relacionados

Arrow Up
Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente informado

Con esta suscripción, recibirás nuestras promociones especiales y otros contenidos del mundo del vino.

Bodegas Faustino Rivero Ulecia te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por HACIENDA Y VIÑEDOS MARQUES DEL ATRIO SL como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción. Legitimación: al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Acumbamail SL El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en newsletter@faustinorivero.com; así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos así como consultar nuestra política de privacidad.